El arte está en la calle

Cartel finalista del concurso internacional de San Fermín 2019

EL_ARTE_ESTÁ_EN_LA_CALLE_B.jpg

En octubre de 2018 la famosa obra del artista Banksy “Girl With Balloon” se subastó por 1,04 millones de libras en Sotheby's, la casa de subastas londinense. Poco después de que la obra fuese vendida, un mecanismo situado dentro del marco del lienzo, empezó a destruir el cuadro como lo haría una trituradora de papel dejándolo deshecho hasta la mitad. La obra “semitriturada” adquirió un nuevo significado y a su vez pasó a titularse “Love is in the bin” (El amor está en la basura). 

 

Una vez más, el artista anónimo callejero situó sobre el panorama internacional una crítica sobre la comercialización del arte y la autoría de las obras.

 

Este cartel presentado para los San Fermines 2019 tiene una clara referencia a esta obra. Jugando con las tiras trituradas del cuadro, se ha buscado un símil visual con la característica faja sanferminera. Sin embargo, este cartel no solo propone una relación estética con la obra de Banksy, sino también un paralelismo con los significados artísticos de la obra.

 

Un cuadro no es solo pintura sobre un lienzo. Es mucho más. El arte esconde infinitas reflexiones. Del mismo modo, los Sanfermines no son solo toros y alcohol. Es tradición, amistad, amor, cultura, fiesta, calle, personas... Son tantas cosas, que no se le puede atribuir un solo significado, ni un solo autor.

Los Sanfermines son Banksy. No son nadie, o somos todos. No hay autores. Tal y cómo hace Banksy, sacrifica su autoría en favor de una idea. 

Y es justo por la gran cantidad de iconos que tienen las fiestas, lo que hace compleja su representación en un cartel. Toros, pañuelo, gigantes, Caravinagre… innumerables significados rodean el universo sanferminero. No obstante, existe una realidad común en todos ellos. Forman parte de la actitud de una ciudad. Una actitud que plasmó Hemingway en una palabra: Fiesta. Y esto es lo que propongo con el cartel. Reivindicar la fiesta como arte. El arte de festejar. Un arte que enamora al mundo y llena nuestras calles de personas dispuestas a hacer lo mismo. Formar parte de una obra de nueve días. Porque tal y como se muestra en el nombre del cartel, el arte está en la calle.

 

Esta propuesta llega en un momento clave para la historia de los Sanfermines. La imagen online de nuestra fiesta está teñida de aspectos no deseados, de una falsa verdad: machismo, excesos con el alcohol, gamberrismo. Los Sanfermines no son así. La imagen de la fiesta tiene que autodestruirse, tiene que reinventarse para ser lo que siempre fue. Así como Banksy cuestiona el mercado del arte, el cartel cuestiona la imagen de la fiesta. De hecho, la auténtica imagen de la fiesta nace de la destrucción de la imagen enmarcada. Sanfermines es mucho más que lo que está dentro del marco. De hecho, es lo que surge al salirse de ese prejuicio, ese estereotipo, esa falsa imagen.

 

Todo este concepto se plasma con una referencia directa a Banksy. Una persona que reúne las palabras artista, anónimo y callejero en su esencia. Exactamente como San Fermín. Un artista que consigue reinventar su obra, para crear una nueva. Exactamente como San Fermín.